Sencillamente espectacular e inmejorable es el acabado que ofrece el forrado de paredes con vidrio de color. Se trata de un trabajo realizado a medida, en el que el cliente puede elegir el color que desea. La modulación de los vidrios nos permite ir a paneles de grandes dimensiones que utilizan el menor número de juntas posible sin la necesidad de recurrir a lechadas o productos de unión que con el tiempo pueden tender a ennegrecerse o desaparecer.

Los vidrios utilizados para esta instalación son de 5 ó 6 mm pudiendo ser templados si la instalación lo requiere confiando una gran resistencia a impactos que nos garantizan su larga duración.

También tenemos todo tipo de espejos, gana amplitud y luminosidad de una manera fácil y limpia. Disponemos de espejos de seguridad, de colores y envejecidos de varios modelos.